Impulso Ausente

Kamila Lunae

Anuncios

Cuerpo sostenido, animal que habla

El animal sostiene, desentierra y canta
calmadamente los aullidos húmedos
sin deshonrar el cuerpo sonoro que le rodea.

Canta y toca una canción ahora inexistente.
Y desentierra la deshonra sonora en aullidos sostenidos
y sostiene el cuerpo calmadamente y canta
o sostenía la deshonra en su cuerpo inexistente

Y con el paso del tiempo, solo un recuerdo entero basta.

Kamila Lunae

IMG_57966

IMG_5y924

.IMG_595y6

Ejercicios contra la locura:

La curiosa pregunta que hago para mi en silencio casi a diario siempre es la misma. La duda sin solución que latente se cobija detrás de mis pómulos y se disfraza muchas veces de sonrisa… es difícil a veces cargar con el día a día en esta vida. Porque a veces y mas de una vez me descubro sorprendiéndome por el hecho de respirar por medio de dos extraños orificios en mi rostro, de la agilidad de mis dedos largos y flexibles, de las marcas en mi cuerpo y la facilidad de mis piernas para dar siempre un paso delante del otro. Resulta tan extraña la normalidad de estos actos, del sol, el aire, el lenguaje, el tragar, los mismos sueños… a veces creo que me estoy volviendo loca. Que me pesa la vida y se acumula en mis pulmones disfrazándose de asma y grita. Grita la pena dentro de mi en un coro de tres mujeres que susurran conmigo.

Es otro día… y lo aguanto.

Mientras tanto intento creer que soy capaz de crear para luchar en contra de mi misma

Estilografo sobre papel canson. Proceso.

Mar 2017

13:23-pm

La hora falsa corre sobre mis orillas, en veintinueve lazos ya desgastados.

Señor, mi cuerpo fue puro algún día. ¿Donde quedó entonces la piedad y el amor?.
La eterna niña purga diariamente en su dormitorio, taciturna en cada una de sus paginas.

Por favor, no te olvides de ella también. Intenta llevarla en tu regazo, seguro es débil y no podrá volar como nosotros.

07 enero

Se me va el día
una vez mas.
 Y lentamente dejo la voz intencional para abrazar el silencio.
En el cuarto frió recién trapeado he dejado los cuadros brillantes y me he visto en ellos. La niña de sonrisa y ojos grandes, con la chompita azul y las pequeñas botas de cuero. No se que día, año seria aquel entonces, pero quien ve y atesora ese recuerdo ahora no sonríe ni viste chompas  color pastel, sino mira la niñez que le quitaron hace ya tanto. que aunque no quiera aceptarlo comienza a olvidar como dibujar libremente en un papel blanco.

La brisa acaricia el cuerpo de la mujer. Ese cuerpo imperfecto y lleno de llagas al cual el paso del tiempo comienza ya a pesarle. ¿Cuánto mas, mi señor? ¿Es que despertare y seré libre…?

Estaba segura de poder ser como los demás. Con los días ocupados de memorias y mil tiras de recuerdos, pero heme aquí como cada día. Casi viva, con la expresión de siempre. Con la hipocresía en el rostro desolado que viste un grano nuevo en la barbilla y lleva de collar las mismas ojeras de hace dos años.

Se me va el día una vez mas.
Pero lo acepto y me siento con ternura en esta tibia mesa que fiel y fuerte soporta el peso de mis brazos.  y me acompaño de las criaturas que silenciosas me acompañan. Mi bella y pequeña familia, mi tesoro.

Ahora vamos a intentar hacer una canción con mis susurros.
Quizá nos salga bien. ¿Y si no?

Y si no, seremos normales.


Blog de WordPress.com.

Subir ↑