07 enero

Se me va el día
una vez mas.
 Y lentamente dejo la voz intencional para abrazar el silencio.
En el cuarto frió recién trapeado he dejado los cuadros brillantes y me he visto en ellos. La niña de sonrisa y ojos grandes, con la chompita azul y las pequeñas botas de cuero. No se que día, año seria aquel entonces, pero quien ve y atesora ese recuerdo ahora no sonríe ni viste chompas  color pastel, sino mira la niñez que le quitaron hace ya tanto. que aunque no quiera aceptarlo comienza a olvidar como dibujar libremente en un papel blanco.

La brisa acaricia el cuerpo de la mujer. Ese cuerpo imperfecto y lleno de llagas al cual el paso del tiempo comienza ya a pesarle. ¿Cuánto mas, mi señor? ¿Es que despertare y seré libre…?

Estaba segura de poder ser como los demás. Con los días ocupados de memorias y mil tiras de recuerdos, pero heme aquí como cada día. Casi viva, con la expresión de siempre. Con la hipocresía en el rostro desolado que viste un grano nuevo en la barbilla y lleva de collar las mismas ojeras de hace dos años.

Se me va el día una vez mas.
Pero lo acepto y me siento con ternura en esta tibia mesa que fiel y fuerte soporta el peso de mis brazos.  y me acompaño de las criaturas que silenciosas me acompañan. Mi bella y pequeña familia, mi tesoro.

Ahora vamos a intentar hacer una canción con mis susurros.
Quizá nos salga bien. ¿Y si no?

Y si no, seremos normales.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: